Desarrollo low-code vs desarrollo tradicional: ¿cuál es mejor?

Desarrollo low code

El desarrollo low-code consiste en la producción de sitios web y aplicaciones empresariales rápidas y sencillas que pueden ser creadas y utilizadas por usuarios con pocos conocimientos en programación. 

En este post veremos qué es el low-code, cuáles son sus ventajas y desventajas y además analizaremos cómo debe ser una correcta implementación de estas plataformas.

Qué es el desarrollo low-code

El low-code es una modalidad de desarrollo de software o apps que utiliza plantillas listas para usar y bloques precodificados

Estas plataformas de “bajo código” pueden ser utilizadas tanto por usuarios principiantes como para desarrolladores web profesionales. 

Pero ¿cómo funcionan? Se puede decir que estas plataformas tienen una interfaz que implica arrastrar y soltar módulos de manera personalizada, logrando una aplicación web lista para usarse.   

¿Es lo mismo low-code y no-code?

Estas dos modalidades suelen confundirse, así que te explicaremos brevemente cual es la diferencia: 

Low-code o código bajo: exige conocimientos previos de programación tradicional. Acá los desarrolladores buscan crear aplicaciones rápidas con poco código.

No code: es un tipo de desarrollo para personas sin conocimiento técnico de lenguajes de programación. Literalmente es un arrastrar y soltar para crear una web o una app. 

Ventajas y desventajas del desarrollo low-code 

Ventajas:

  • Su tiempo de ejecución es corto. 
  • Permite un desarrollo intuitivo y sencillo.
  • Aumenta la productividad utilizando gráficos predefinidos.

Desventajas:

A pesar de que es práctico y rápido en su ejecución, desarrollar aplicaciones con plataformas low-code puede no ser suficiente para ciertas organizaciones. Esto lo confirma José Estévez, jefe de proyectos en Fusiona, quien menciona tres desventajas claves: 

  • El costo de licencias que en ocasiones se deben pagar para siempre. 
  • Poco control del código fuente.
  • Se genera dependencia con la plataforma: si se cae o si se quiere pasar a otra plataforma, implica básicamente comenzar de cero. 

¿Cómo se compara con el desarrollo tradicional?

Antes de contarte qué tipo de desarrollo elegir para tu negocio, te dejamos acá las ventajas del desarrollo tradicional: 

  • Es escalable ya que su código está escrito desde cero según las necesidades del negocio. 
  • Los desarrolladores expertos realizan personalizaciones completas para su funcionalidad. 
  • Puedes recodificar si algo no está correcto, ofreciendo calidad garantizada.
  • Te permite diseñar una UI/UX totalmente personalizada y destacable. 

Entonces, ¿Vale la pena desarrollar con low-code?

“Va a depender mucho del control que se quiera tener del código fuente, ya que si bien este tipo de soluciones permiten resolver muchas problemáticas, te atan a usar su plataforma para realizar cualquier tipo de modificación. La plataforma low-code en sí es solo una parte de todo el ecosistema, siempre van a ser necesarios otros componentes externos” agrega José Estevez.

“Yo recomendaría evaluar la opción de low-code cuando se quiera generar algún MVP, pero para proyectos de largo plazo no lo usaría debido a la fuerte dependencia que se genera con este tipo de plataformas”. 

Componentes claves para el proceso de desarrollo de Software

Según José Estevez, para todo desarrollo de software, ya sea que se utilicen plataformas low-code, no-code o desarrollo tradicional, el proceso base siempre será el mismo:

  1. Entender el problema.  
  2. Focalizar la solución de acuerdo a las personas que son impactadas por la plataforma. 
  3. Definir indicadores que determinen cuándo el problema está siendo resuelto (si no se puede medir, todo quedará a la percepción, la cual no siempre es la correcta).
  4. Tener claridad de las reglas de negocio.

LA VERDAD DE LAS HERRAMIENTAS LOW-CODE

A decir verdad las herramientas de low-code y no-code siempre las hemos usado en nuestro día a día, sólo que no las hemos llamado así.  Un ejemplo de ello son los gestores de contenidos web como WordPress o Drupal.  

Sin importar qué tipo de desarrollo tienes en mente, lo importante es realizar un análisis previo de las necesidades del negocio y contar con la ayuda de un socio desarrollador. Para cerrar, José Estévez nos comparte algunas recomendaciones en este sentido:

  • Evaluar el presupuesto que se tiene para desarrollar el proyecto. 
  • Evaluar el tiempo de vida del proyecto y posibles cambios futuros.
  • Tener claridad en las reglas del negocio.
  • Contar con personal dedicado para diseñar, crear y mantener.
  • Si se decide ocupar una plataforma de low-code, buscar una que tenga larga trayectoria en el mercado.
  • Dimensionar costo/tiempo de desarrollo tradicional vs low-code y así determinar si realmente vale la pena la inversión.

En conclusión, para lograr el éxito de un proyecto de desarrollo siempre es necesario realizar un análisis interno de las capacidades y objetivos de la organización. Y más allá de qué alternativa escojas, en Fusiona siempre tendrás un partner que te podrá asesorar para que tomes la mejor decisión.

También podría interesarte: Principios SOLID: por qué usarlos en tu desarrollo de software

Fusiona Avatar

Si quieres saber cómo podemos ayudarte

Contactanos

Artículos Relacionados