La ola E-commerce en pandemia: ¿la surfeamos o nos arrastra?

Ya sabemos que las ventas online se triplicaron en lo últimos meses y que la pandemia ha acelerado los procesos de transformación digital, pero no todos han pensado en las brechas y zozobras del comercio electrónico.

No importa si eres ejecutivo de una gran empresa con E-commerce, un emprendedor tratando darle la vuelta digital a tu negocio o un consumidor titubeando frente a la luz azul del computador mirando el último producto que llamó tu atención, todos estamos en algún punto de la ola E-commerce.

Según cifras de la Cámara Chilena de Comercio, las ventas online se triplicaron liderando el ranking de bienes durables artículos de computación, equipamiento de hogar y electrónica.

Mercado Libre, confirma que Chile es el país que más crece en cantidad de pedidos online de América Latina. “En un mes se gatillaron cambios que debieron darse en años. El E-commerce es una ola a la que se están subiendo todos”, sostiene Carolina Cuneo de GfK Adimark en un reportaje reciente en Tendencias de La Tercera.

“En un mes se gatillaron cambios que debieron darse en años. El E-commerce es una ola a la que se están subiendo todos”, dicen desde GFK Adimark.

Errores o sombras

Image for post

Pero todo no es puro crecimiento. Es cosa de dar una vuelta en Twitter para ver los reclamos contra los vendedores online. Y esa frustración digital también se refleja en las cifras del Sernac, donde un 13,6% de las quejas en pandemia tienen como destinatario el comercio electrónico. Los reclamos han crecido un 338% respecto a mayo de 2019.

Según el Sernac los reclamos han crecido un 338% respecto a mayo de 2019.

La principal queja de la gente frente a las grandes tiendas es por incumplimientos en los plazos de despacho. Además de la falta de términos y condiciones transparentes, los siguientes son dos de los reclamos que se repiten en el mundo de la venta online de grandes tiendas:

-Pobre gestión de inventario que deriva en escasez o sobre stock de producto.

-Falta de políticas de devoluciones serias y eficientes.

Y en el caso de pymes y negocios pequeños, los problemas que se repiten son:

-Altos costos de envío.

-Sitios web hechos apresuradamente que privilegian apariencia y no consideran funcionalidad, velocidad y seguridad. Atributos clave para el comprador online.

-Falta de información equilibrada en descripciones de productos. Ni saturada ni demasiado vaga. Sí, las palabras clave son importantes, pero también la claridad y la concisión.

-Descuido del marketing de contenido. Esta táctica bien implementada, produce más clientes potenciales que los anuncios PPC o la publicidad en en redes sociales.

¿Soy un comprador indulgente? :O

No hay dudas respecto a los cambios que vivimos. El E-commerce se triplica moviendo la industria y también los hábitos de las personas. Pero cuánto de estás compras entran en la categoría de impulsiva. ¿Qué necesidad cubrimos comprando?

Una compra impulsiva es toda aquella hacemos sin planificación previa. Según GfK Adimark el perfil más propenso a caer en este tipo de compra es el consumidor “indulgente”, que se estima corresponde al 20% de la población.

Image for post

Se trata de un grupo mayoritariamente femenino (58%), con mayor incidencia en la llamada generación X (33%) y principalmente ubicado en los segmentos socioeconómicos D/E y C3.

Según la firma de estudios norteamericana Slickdeals y OnePoll, los últimos meses las compras impulsivas en línea aumentaron un 18% en EEUU. El 72% dijo que estas compras impulsivas mejoraron su ánimo y el 65% afirmó que comprar algo de manera intempestiva puede mejorar un mal día.

Búsqueda de placer, salir del aburrimiento, sustituir la experiencia por la compra en línea. ¿Eres tu un comprador indulgente? ¿Capeas la ola o te arrastra?

Fusiona Avatar

Si quieres saber cómo podemos ayudarte

Contactanos

Artículos Relacionados